El peligro de las redes sociales en una StartUp

Antes de empezar a leer este post, quiero dejar claro que no soy ningún gurú de las redes sociales, incluso algunas las tengo por obligación y soy muy “anti-social” dentro de ellas… pero últimamente he oído algunos comentarios sobre comprar seguidores o la creencia de que tenerlos es fundamental para la empresa…

Está claro que una de las cosas más importantes en una StartUp es la comunicación, para mí es quizás la segunda cosa más importante, justo detrás del producto. Y es que si tienes la mejor idea/producto del mundo y le añades todos los ingredientes para tener una buena salsa (equipo, dinero, tecnología,…) pero te olvidas de la comunicación, todo lo demás no sirve de nada. También puede pasar al contrario, lamentablemente más a menudo de lo que nos creemos aparecen muchos proyectos que tienen una gran comunicación pero cuando intentas llegar al producto este desaparece como humo.

Pero este post lo quiero dedicar a aquellas personas que gastan grandes cantidades de tiempo y recursos en crear una gran marca en las redes sociales sin estratégia alguna. Ya que lo primero que hay que tener en cuenta es que los “Likes” y los “Followers” no son clientes, ni siquiera se pueden considerar clientes potenciales. En una gráfica de adquisición de cliente normal, tendríamos al público general que mediante el canal X pasa por tu tienda y te compra el producto Y.

Dicho de otra manera, el embudo de creación de clientes “normal” es este:

 

Como podemos ver, este empieza en “Visitantes” que es cuando los usuarios se interesan por tu producto o servicio. Pero a este embudo, si le queremos añadir las redes sociales, hay que añadirle otro por encima en el que si incluyan las redes sociales.

Screenshot 2014-12-09 23.46.17

 

De manera que lo que estamos haciendo es añadir más pasos a nuestro trabajo… pero entonces ¿significa esto que las redes sociales no nos sirven para promocionar nuestro proyecto? Al contrario, si que son una muy buena herramienta, pero no por tener muchos seguidores tendremos todo el pescado vendido. De aquí se pueden extraer algunas conclusiones:

 

No comprar nunca seguidores

En todas las redes sociales, puedes encontrar gente que te vende 1000, 10.000, o 100.000 seguidores a precios muy muy económicos, pero estos seguidores suelen ser de muy mala calidad, incluso en muchos casos son cuentas falsas gestionadas por algún tipo de aplicación.

De modo que cuando hayas conseguido generar una buena comunidad, estos seguidores falsos lo único que generan es “ruido” en tus métricas incluso te puede perjudicar cuando quieras enseñárselas a alguien, ya que si publicas algo en tu red social y la respuesta es nula es como no tener seguidores o lo que es peor, que tu producto no interesa ni a tus seguidores…

 

Mirar a menudo las métricas/Insights:

Desde hace poco, Twitter ha lanzado una herramienta de analítica para las campañas en en la plataforma y Facebook tiene esta herramienta ya desde hace un par de años. Estas herramientas y muchas otras que se pueden encontrar por Internet, nos permiten analizar el tipo de público que estamos generando, si mi proyecto es de biberones y mi público son gente joven de entre 15 y 23 años que les gusta la pizza y la danza clásica, es lo mismo que no tener publico.

Estando al tanto de las métricas podemos observar cuando hay una desviación en los intereses de nuestro público y tomar cartas en el asunto.

 

Definir una estratégia

Una cosa que no podemos hacer, es generar una comunidad sea de la manera que sea y olvidarnos de ella ya que en cuanto esta vea que seguirte no les aporta nada empezarán a desparecer los seguidores de manera bastante rápida.

Si no tenemos tiempo para generar contenidos, hay varias estratégias que suelen funcionar, pero una de las que más me gustan a mi es utilizar una herramienta tipo Hootsuite que te permita programar las publicaciones y en los ratos libres (en una sala de espera, anuncios en la tele, cuando esperas a alguien en un bar,…) desde el mismo móvil suelo programar unas cuantas publicaciones. Si veo que voy a estar con mucho trabajo, Hootsuite me permite reducir las publicaciones a 1, 2, 3… al día e incluso decidir que días de la semana se van a publicar, pero siempre usando la cabeza, si vais a una convención que no salga 3 dias después una publicación relacionada a esta ya que cantaría mucho…

 

 


 

En conclusión:

Está claro que promocionar nuestro proyecto en las redes sociales es importante, pero más lo és si tenemos un control sobre nuestro público y es conveniente intentar no hacer trampas ya que luego se pagan caras.

Es importante también si queremos tener una buena comunidad, que esta este “viva” y eso sólo podemos hacerlo ponendo contenido constantemente. La manera más sencilla de hacerlo es con el móvil siempre a mano y (según mi parecer) utilizar herramientas que nos permitan programar las publicaciones.

 

 

(Visited 128 times, 1 visits today)
Compartir

0 Comments

Dejar un comentario